top of page
  • simarunivhebreachi

Mensaje Rabino Marcelo Kormis

Rabino Marcelo Kormis

Director de Asuntos Judaicos

Asociación Consultiva Universidad

Hebrea de Jerusalem, Chile 
















Esta semana concluiremos la lectura del primer libro de la Torá, Sefer Bereshit, y nos adentraremos en el segundo libro de la Tora, Sefer Shemot. En este paso de un libro a otro, encontramos un profundo mensaje. Mientras que el libro de Bereshit nos narra la historia de individuos, los desafíos personales y los triunfos de aquellos que dieron forma a nuestra historia, el libro de Shemot nos narra sobre la creación y la consolidación del pueblo de Israel.


Desde los ataques terroristas del 7 de octubre, la tragedia y la desgracia han entrelazado de manera significativa los destinos de los individuos y el pueblo judío. Hemos sido testigos de actos heroicos de aquellos que han sacrificado sus vidas por el bienestar de nuestro pueblo. La solidaridad de judíos provenientes de todos los rincones del mundo nos ha recordado que, más allá de nuestras diferencias, somos un solo pueblo. La conexión intrínseca entre Bereshit y Shemot, entre individuos pertenecientes a un mismo pueblo, es un profundo recordatorio de la interdependencia entre el individuo y su comunidad. En la complejidad de nuestra existencia judía, cada vida individual contribuye al tejido más amplio de nuestro pueblo.


Durante estas semanas, las palabras del sabio Hillel han cobrado aun mayor significado: "Si yo no soy para mí, ¿quién será para mí? Pero si solo soy para mí, ¿quién soy? Si no ahora, ¿cuándo?" Este llamado a la responsabilidad individual y colectiva ha sido un faro en nuestra historia y lo sigue siendo en este momento tan difícil para todo nuestro pueblo.


Desde la Asociación Consultiva de la Universidad Hebrea de Jerusalem en Chile, expresamos nuestro apoyo absoluto al Estado de Israel, a nuestros Jayalim y a cada miembro de nuestra familia judía en todo el mundo. Condenamos enérgicamente el creciente antisemitismo en diversas partes del mundo y abogamos por la unidad que fortalece la esencia misma de nuestro pueblo.


En estos tiempos difíciles, recordamos que, como individuos y como pueblo, somos custodios de nuestra historia, forjadores de nuestro destino y testigos del milagro moderno que es el resurgimiento del Estado de Israel. Que nuestra unidad y solidaridad continúen siendo la columna vertebral de nuestra supervivencia y prosperidad.

Yajad Nenatzeaj, Juntos venceremos!

44 visualizaciones0 comentarios
bottom of page