top of page
  • simarunivhebreachi

Ruinas de la sinagoga de Munich arrasada por los nazis aparecen en el río de la ciudad


En 1938, Adolf Hitler ordenó la destrucción de la sinagoga principal de Munich. Ahora, unos trabajadores de la construcción han descubierto las ruinas de esa casa de culto en el río Isar.


Una sección de piedra que contiene una porción de los diez mandamientos en hebreo permanece intacta.


En los 85 años transcurridos desde que la sinagoga fue destruida, según un informe de NPR, a instancias de Hitler, muchas cosas han cambiado para la judería mundial. De todas las cosas improbables que la comunidad judía ha experimentado en eso, una de ellas es la repavimentación de la sinagoga principal de la ciudad donde se formó el partido nazi, publicó The Jerusalem Post.


“Nunca pensamos que encontraríamos nada de eso”, dijo la BBC citando a Bernhard Purin, director del museo judío de Munich.


La sinagoga fue demolida cinco meses antes de la Kristallnacht, o la Noche de los cristales rotos, y sirvió como “prueba”, explicó Purin según NPR.


Según se informa, los nazis querían ver cómo reaccionaría el público ante la destrucción de los lugares de culto. Y, mientras el público reaccionó a gritos ante la destrucción de una iglesia, la destrucción de la sinagoga principal de Munich no inspiró protestas públicas.


Parecía, por lo tanto, servir como un gesto tácito de aprobación para que los nazis procedieran.


Sin embargo, el liderazgo político actual adopta una postura diametralmente opuesta a la eliminación de la otrora gran sinagoga de Munich. La BBC informó que el alcalde de Múnich, Dieter Reiter, calificó el descubrimiento de las ruinas de la sinagoga como un “golpe de suerte“.


El informe continuó afirmando que el diputado del alcalde calificó de deber histórico asegurar y devolver el descubrimiento a la comunidad judía.


Las fotos tomadas por el museo judío de Munich muestran una losa de piedra que una vez perteneció al arca de la sinagoga. La losa presenta una tablilla en la que se había tallado la segunda mitad de los diez mandamientos. La talla se mantiene en excelentes condiciones.


Las prohibiciones contra el asesinato, el adulterio, el robo, la mentira y la codicia permanecen claramente grabadas en sus letras hebreas.


Todavía hay gente que estuvo allí.


De la comunidad judía de Munich, hay algunos que tienen la edad suficiente para recordar la sinagoga de cuando estaba en pie.


“La sinagoga era muy hermosa, como esas sinagogas en Budapest y Berlín”, dijo a la BBC Rolf Penzias, quien asistió a una escuela vocacional judía en 1938. “Sacamos el Sefer Torá y lo guardaron en algún lugar. Desmantelaron la sinagoga, no la quemaron. Simplemente pusieron excavadoras y se la llevaron”.


Reproducción autorizada con la mención siguiente: © EnlaceJudío

4 visualizaciones0 comentarios

Kommentare


bottom of page